UA-56715467-1

miércoles, 6 de julio de 2016

Patentes perennes o imperecederas


Este término, procedente del inglés “evergreening patentes“ hace referencia a aquellas estrategias que llevan a cabo aquellos productores titulares de patentes a través de las cuales se consiga que aquéllas no lleguen a caducar por la expiración de los 20 años de protección que la Ley establece.

Se trata, por tanto, de extender la protección que se otorga a un determinado producto que permite a su titular explotarlo de forma exclusiva y evitar que terceros sin su consentimiento lleven a cabo esa misma explotación sin su consentimiento; por medio de la solicitud de registro de nuevas patentes a través de las cuales se proteja ese producto o por medio de hacer que las acciones de sus competidores se alarguen en el tiempo de un modo inusualmente amplio por medio del uso de subterfugios legales.

No se trata de un término técnico, pues no se utiliza en las resoluciones judiciales, y está clásicamente asociado a las patentes sobre productos farmacéuticos, los cuales tienen la peculiaridad de contar con una protección temporalmente más reducida. En la actualidad, la mayoría de países cuentan con una normativa relativa hacer desaparecer esta situación y, por otra parte, se tratan de evitar por medio del desarrollo  de estrategias que permitan a las farmacéuticas controlar el mercado de un producto sin tener que recurrir a este sistema, por medio del desarrollo de sus propios genéricos.